El pueblo más bonito de Asturias Cadavedo, la ermita y los hórreos

Cadavedo.

Con este título tan sugerente, seguro que automáticamente se te han venido a la cabeza nombres como Cudillero, Lastres o Luarca. Pero quizá Cadavedo no te suene tan familiar. Te seré sincero. Cuando empecé a planificar un viaje con paradas intermedias por la recientemente inaugurada autovía A-8 yo tampoco lo conocía. Y cuando estaba llegando allí, ni siquiera recordaba dónde habíamos reservado. Pero resulta que es el pueblo más bonito de Asturias.

Esto de que Cadavedo es el número uno no lo digo yo, lo decía un cartel en Luarca al que no pude hacerle foto. Pero estaba ahí, te lo prometo. Y lo ponía muy claramente: “Cadavedo, ganador del concurso provincial Pueblo más bonito de Asturias en el año 1954“. Dicho así desmerece un poco, la verdad. En realidad, nuestro destino final (que también suena fatal) era Vitoria, ciudad que tiene muchísimo que ofrecer y es una de las grandes desconocidas de este país. Vitoria da para hablar largo y tendido, así que me reservo las palabras para otro post.

Puerto de Luarca.
Luarca no está nada mal tampoco.

La primera idea era hacer el viaje del tirón, pero poco a poco esa fantasía del conductor total fue perdiendo peso en mi cabeza, y, dos noches antes, decidimos hacer un par de paradas, visitar a unos amigos, conocer algún lugar más y descansar los cuerpos en alguna casona rural asturiana. ‘Ya reservaré algo mañana. Habrá muchísimas opciones aunque tenga que pagar un poco más‘, pensé. Pues me equivoqué.

Era 15 de agosto y eran las 11 de la noche. Buscaba un sitio para la noche siguiente. Casi no me lo podía creer. Yo, que soy de planificar todo meses antes, estaba abriendo pestañas de Booking como un loco sin encontrar las soluciones que necesitaba. Finalmente, apareció el oasis en el medio del desierto. Sin tener que desviarme mucho del trazado de mi ruta, sólo había dos opciones. La única que además estaba a un precio razonable era la casa Astur Regal. Así que el destino nos forzó un poco a acabar durmiendo allí, y yo no tenía más pretensiones que parar, dormir, y continuar.

Paisaje protegido de la costa occidental asturiana.
Paisaje protegido de la costa occidental asturiana.

Pues nos encantó. El pueblo es casi de película. Los vecinos ‘siempre saludaban‘ pero no hay asesinatos, los niños corretean alegres sin preocuparse de los coches, la comida es casera y está para chuparse los dedos y cuando cae la oscuridad reina la paz. Hay un silencio total. Sólo de vez en cuando se oye algún grillo. Todo el mundo está durmiendo a pierna suelta, igual que tú. Fue una de esas noches en las que en cinco minutos te has dormido y ya no te mueves del sitio hasta 9 horas más tarde. En Cadavedo se amanece temprano, eso sí. Pero ahí estarán los dueños de la casa, que son encantadores, para ayudarte a sobrellevar el madrugón reponiendo fuerzas con un buen desayuno.

Lo más característico de Cadavedo son sus 95 hórreos o paneras de madera que se conservan, sinceramente, en muy buen estado. Para el que no lo sepa, un hórreo es una construcción destinada a secar y guardar las espigas del trigo, u otros alimentos, a salvo de la humedad y los animales. Para conseguir una buena ventilación, los hórreos no deben arrimarse a otras construcciones y deben estar en zonas abiertas a las corrientes de aire.

Siendo guía turístico, he escuchado de todo. Que si los gallegos nos enterramos ahí, que son pequeñas ermitas dónde se practican ritos ocultos (?), o, la mejor, viviendas para la gente pobre. En fin. ¡Esto me recuerda que tengo que hacer una entrada sobre las mejores citas del turista!

Hórreo en Cadavedo.
Hórreo tradicional asturiano.

Hay diversos tipos de hórreos, desde los más modestos, que se llaman canastros, y se hacen con varas o ramas entretejidas, hasta los hechos con materiales más nobles. En Galicia los más numerosos son los construidos con piedra, normalmente gracias a la abundancia de granito de la zona. Los hórreos conocidos como ancareses o asturianos se comparten en la frontera galaico-asturiana-leonesa, comarcas donde casi no se cultiva trigo, por lo que sirven de despensa. Son de base cuadrada, y se sostienen sobre estacas de madera, con techos de teja o pizarra. La ausencia de aberturas para la ventilación pone en evidencia que no están pensados para el secado del trigo. Dentro se guarda carne, patatas y quesos.

Muy cerca de la casa hay un pequeño sendero que conduce a la ermita de la Regalina. Ésta se encuentra en la punta del Cuernu, en lo alto de un acantilado, con vistas sobre la playa de la Ribeirona. La ermita no está allí por casualidad. La belleza del lugar atrae a devotos de la Virgen y a incrédulos por igual, que el último domingo del mes de agosto marchan en procesión juntos. Cuando llegan a la punta del acantilado, contemplan las vistas y pronuncian un sencillo pero contundente: ‘La virgen’. Queda todo dicho.

Ermita en Cadavedo.
En la romería hay trajes típicos, carros y gaiteros.

Cadavedo, además, tiene una buena situación, ya que se encuentra a medio camino entre Cudillero y Luarca. Por este motivo, es una excelente lanzadera para visitar, por ejemplo, la Playa del Silencio, el Cabo Vidio o la Reserva Natural de Barayo. En una nota distinta, también se llega pronto al Castro de Coaña y la caverna prehistórica de Candamo.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Cuál es para ti el pueblo más bonito de Asturias?

 

+fotos

Si te ha gustado el post, no te olvides…

10 Comentarios

  1. ¡Muy bueno! Y me encanta lo de los hórreos… Donde vivo se llaman canizos y en el pueblo de mi madre son canastros (sean más grandes o más humildes). En otros sitios les llaman piornos… ¡Es genial tanta riqueza en el idioma (en este caso el gallego)!

    1. La verdad es que el tema de las variedades dialectales da para mucho…y en este caso, todos los sinónimos suenan genial 😉

      ¡Gracias por pasarte!

  2. Apetece muchísimo ir a Asturias y en concreto a Cadavedo leyendo este post. Un itinerario muy atractivo y con muchas indicaciones para el recorrido. Gracias! Sigue contándonos tus experiencias viajeras.

  3. Pues me lo apunto para Septiembre, que tengo pendiente volver a Asturias otra vez, y nunca he parado en Cadavedo!

    1. ¡Hola Cristina!

      ¡Para una usuaria asidua de la A-8 como tú te viene que ni pintao!

      Muchas gracias por pasarte.
      Un biquiño.

  4. Yo soy de cadavedo y OS aseguro que lo que relata es verdad ,es un pueblo maravilloso.Aparte de la Regalina hay otras fiestas típicas que son el Carmen o san Antonio . Un saludo y esperó que te haya ido bien en tu viaje hasta victoria

    1. Hola Cadavedo,

      ¡Me fue genial, gracias!

      Me alegro de que hayas encontrado mi entrada fidedigna. Muchas gracias por tu comentario y un saludo.

Y tú, ¿qué piensas?