Cómo superar una ruptura amorosa El museo de las relaciones rotas

There is properly no history.

¿Acabas de salir de una relación? ¿Quieres liberarte de la carga emocional eliminando todo aquello que te recuerda a esa experiencia dolorosa? No lo hagas, algún día te arrepentirás. Así intentan convencerte en la página web del Museo de las relaciones rotas para que guardes y cedas esos artículos que pertenecían al bicho raro que era tu ex-pareja y que, sin saber muy bien por qué, todavía conservas. Este museo, ubicado en Zagreb, nace de una exposición itinerante centrada en un concepto muy simple: las relaciones fallidas y los restos del naufragio. La exposición ha pasado ya por varios países como Sudáfrica, Turquía, Estados Unidos, Singapur, México, Francia o el Reino Unido, y continúa su gira en la actualidad. Allí donde ha ido, como cierta cerveza, ha triunfado.

El Museo de las Relaciones Rotas.
Mezcla de ternura y grima, esta ¿bailarina? nos da la bienvenida al museo.

Para visitar el museo, has de dirigirte a la parte alta de la ciudad, en la calle Ćirilometodska. Para llegar a la misma, se puede subir por alguna de las pintorescas escaleras que van desde el centro de la ciudad a la parte alta, o montar en el funicular en la calle Tomićeva. El ticket de entrada cuesta 30 kunas (unos 4 euros), pero vale totalmente la pena. Los paneles están en inglés, pero hay folletos en español, y traducciones en los propios paneles accesibles mediante códigos QR.

La colección del museo se nutre de donaciones de particulares, que, bien fuera por despecho, por buscar alivio terapéutico, por ser algo exhibicionistas o simplemente porque sí, se lanzaron a compartir todas sus miserias amorosas. Hay que decir que estas contribuciones no se tratan de artículos cualquiera. Es decir, no son unas bragas viejas que quedaron un día olvidadas debajo de la cama. Son más bien rarezas, objetos curiosos, cada uno acompañado de una pequeño testimonio que lo ilustra. Esto es fundamental. Sin la historia, el artículo no es ni la mitad de interesante. Si lees con atención y te involucras un mínimo, pronto serás parte de la relación. Podrás imaginarte perfectamente la situación y sus ramificaciones. Los sentimientos te invadirán. Vivirás la ruptura.

Una carta de amor en cristal roto.
¿Puede haber algo más poético que una carta de amor pegada a un cristal y rota después en mil pedazos?

Muchos son graciosos o simplemente extravagantes, pero otros te harán torcer el gesto, ponerte triste, agobiarte, hasta quizá llegar a sentir algo de pena por una persona que no conoces, ni sabes cómo es. Vaya, es que ni siquiera tienes la certeza de que la historia haya sido así, tal y como la cuenta. Pero te sentirás mal. Te lo garantizo. Sin querer estropear el elemento de sorpresa y la diversión de descubrir la colección por uno mismo, sólo desgranaré aquí la historia de uno de los artículos del museo, gracioso pero al mismo tiempo muy deprimente.

Pechos falsos.
Hiper sexy.

Dice así: “Después de tres años juntos, mi marido trajo a casa estos falsos pechos esculpidos, que, por supuesto, eran más grandes que los míos. Estábamos en el mayor momento de crisis de nuestra relación. Me obligó a ponerlos durante el acto porque le excitaba. Yo estaba decepcionada y por culpa de estos pechos le dejé para siempre”

Da pena. Pero por otra parte…¿quién puede guardar esto y por qué motivo? ¿Por qué conservar esta bizarrada, que grita alto y claro hasta dónde llega el nivel de tu humillación? Ahora bien, quizá sea mejor no escupir hacia arriba. Seguro que yo también lo he hecho en alguna ocasión, y ni siquiera soy consciente. En el fondo de alguno de mis cajones, es probable que esté reposando algún objeto con mucho potencial para ser incluido en el Museo de las Relaciones Rotas.

¿Y tú? ¿Podrías aportar algo a la colección?

+ fotos en Facebook

Si te ha gustado el post, no te olvides…

4 Comentarios

    1. ¡Hola Mavi!

      Muchas gracias por pasarte y por tu comentario. Cuando nuestros egos están en juego está claro que algo se despierta en nosotros : )

  1. Hola!me ha llamado mucho la atención lo q cuentas de este museo y es verdad, hace gracia por lo q ves pero también aparece el lado q t provoca toda rutura amorosa o casi toda
    Muy completo con las fotos.!!

Y tú, ¿qué piensas?