Sobrado dos Monxes El bosque animado

Laguna de Sobrado dos Monxes.Hay lugares que podemos ubicar en el mapa gracias a noticias sorprendentes, o en ocasiones incluso absurdas. Cecilia Giménez y su ‘tuneo’ del Ecce Homo han hecho más por Borja que cualquier campaña de promoción turística. Y esto es así, irrebatible. A Sobrado dos Monxes le pasó algo similar, aunque a menor escala. Este pequeño municipio de la provincia de A Coruña tuvo también su minuto de gloria hace unos años, aunque el motivo fue mucho menos ‘artístico‘.

Sobrado dos Monxes saltó a las portadas de los periódicos en el año 2010 porque Roberto Varela, el por entonces conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia, se refirió al lugar como ‘Desván de los Monjes’ durante un discurso en FITUR. Ésta es una de las muchas traducciones dignas de Google Translator que se realizan a veces de ciertos topónimos gallegos y que tantos oídos y ojos hacen sangrar. No sé si este incidente y el posterior debate que después se generó ayudaron a visibilizar el lugar, pero desde luego Sobrado ya merecía una mención por méritos propios desde hacía mucho tiempo.

El actual monasterio de Sobrado, Patrimonio de la Humanidad desde julio de 2015, se construye en pleno Barroco bajo la dirección de Pedro de Monteagudo en el siglo XVII, pero tiene su origen en el siglo X, ya que fue fundado en el año 952 por los Condes de Présaras. En aquel momento era un monasterio dúplice (es decir, donde viven monjes y monjas), dedicado a San Salvador. En el año 1142 se convierte en el primer monasterio de la península Ibérica en acogerse a la orden del Císter, con los religiosos que llegan de Francia. Poco a poco irá ganando en importancia, hasta convertirse en uno de los más poderosos de Galicia.

Monasterio de Sobrado dos Monxes.
En Desván de los Monjes hay un monasterio magnífico.

Esa progresión llega a su punto álgido con los Reyes Católicos, ya que en su reinado comienzan las obras de ampliación y mejora del monasterio. En el año 1500 empezará a realizarse una gran obra de ingeniería natural como fue la represa de las aguas del río Tambre para la creación de una laguna artificial que sirviese los propósitos del monasterio.

La laguna es una auténtica maravilla, un espacio natural único que parece hecho a medida (bueno, es que lo está). Permítete recorrer con calma este remanso de paz a través de las pasarelas. Tómate tu tiempo y presta atención a los sonidos y a los detalles. Como describir estas sensaciones de forma escrita es bastante difícil, he pensado que es mejor que veas este traze que subí hace unos días, aunque quiera limarme las cuerdas vocales cada vez que lo escucho:

Vuelvo al monasterio. Su visita vale mucho la pena. El euro simbólico que nos piden da acceso a la mayoría de las dependencias. En el punto de inicio, el Claustro de los Peregrinos, hay un gran contraste entre la tranquilidad de la vida monástica (es posible ver e incluso charlar con alguno de los monjes) y la vitalidad y el bullicio de los caminantes. Sobrado dos Monxes es una de las paradas del Camino Norte y también del Primitivo a Santiago, por lo que el monasterio cumple también la función de albergue y lo encontrarás hasta arriba de botas de trekking puestas al fresco si pasas por allí en temporada alta.

Tras visitar la cocina, la Sala Capitular o el Claustro de los Medallones, menos simbólico y más monumental, llegarás a la iglesia del monasterio, de la que te sorprenderán sus dimensiones. Fue construida también por Pedro de Monteagudo, cerca del año 1680. Desde ella se accede a un par de capillas, la de San Juan Bautista, que es la parte más antigua que se conserva del monasterio, y la del Rosario, que es obra de Domingo de Andrade, otro gran autor del barroco gallego.

Bóveda de la iglesia del monasterio de Sobrado.
Soy bastante friki de la simetría. ¿Ha quedado torcida esta foto de la cúpula de la iglesia?

Estos trabajos tan finos y sobre todo la ‘creación‘ de la laguna son pruebas del gran poder que debía de atesorar el monasterio en la Edad Media, como para tener la capacidad de desviar el curso de varios ríos o ‘contratar’ a arquitectos y escultores de primeiras divisións, que diría otro gran conselleiro de Cultura.

Al salir puedes comprar algún recuerdo o alguno de los productos que se fabrican en el monasterio, como por ejemplo el dulce de leche marca Mano de Santo Cisterciense. Esto no es muy importante pero tenía que decirlo. Y ya que estás rodeado de naturaleza, puedes aprovechar para hacer algo de senderismo. Hay varias rutas cerca, pero te recomiendo que te pierdas en la Carballeira de la Casa do Gado, dónde se rodaron muchas de las escenas de ‘El bosque animado’, adaptación cinematográfica de la novela de Wenceslao Fernández Flórez.

Hacer tanto turismo da hambre, así que puedes reponer fuerzas con la especialidad del lugar: la trucha a la montañesa, trucha adobada y limpia por dentro que se rellena con pimiento picante y tocino. Si tu visita coincide en un fin de semana de Agosto, puedes tener la suerte de que se esté celebrando la Feira da Troita, donde se degusta este plato y se celebran múltiples actividades. Si eres más de carne, no te preocupes, porque esta zona de Galicia es buen lugar para disfrutar de la famosa Ternera Gallega.

Vamos, que en Sobrado dos Monxes tienes lo que quieras, y más.

+fotos

Si te ha gustado el post, ya sabes…

2 Comentarios

  1. Estuve allí hace años pero ahora viendo el blog quiero volver y además en un día tan espectacular como el que nos enseñas en el video. Preciosas fotos y muy buena descripción que anima a hacer una visita.Sigue escribiendo, lo haces muy bien.

Y tú, ¿qué piensas?