Canción de hielo y fuego El Etna y la granita

Duomo de Catania.

Cuando uno es de diente dulce y viaja a Sicilia, los niveles de glucosa se incrementan sólo viendo todo lo que uno se puede comer. Quizá los dulces sicilianos más conocidos sean los cannoli, que han sido estrellas de la pequeña y gran pantalla al salir en películas como El Padrino o series como Los Soprano. Tony se los llevaba a su madre para hacerle la pelota. Durante mi visita a esta isla pude descubrir, para mi alegría, que existe toda una gran variedad de guarrerías azucaradas como la cassata, la fruta martorana o la rama di Napoli, un dulce típico de Catania que se consume en difuntos. Pero si hay uno que me conquistó, ese es la granita. ¿Cómo? ¿Que no sabes lo que es? Pues…

Sigue leyendo →